Mejor Anticaida Pelo Mujer

Mejor Anticaida Pelo Mujer

La caída del cabello no es sólo cosa de hombres. Las mujeres también pueden sufrirla, y las causas suelen ser diferentes a las de los hombres. Aunque hay algunas situaciones similares, como los problemas de tiroides y la predisposición genética, también hay muchos otros factores que entran en juego. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo cuidar tu cuerpo y tu cabello para obtener mejores resultados:

Sección: La caída del cabello no es sólo cosa de hombres.

La caída del cabello en las mujeres ha sido noticia últimamente, ya que cada vez son más las que cuentan su propia pérdida de cabello. Pero este tipo de alopecia no es sólo cosa de hombres: las mujeres también pueden perder pelo. La caída del cabello puede deberse a varias causas:

  • Predisposición genética
  • Estrés (por ejemplo, por una enfermedad física) u otros factores que provocan cambios hormonales en el cuerpo

Si crees que puedes ser una de esas mujeres con mala suerte que están genéticamente predispuestas a sufrir calvicie de patrón femenino, hay cosas que puedes hacer para tratar de prevenir más daños e incluso para que vuelvan a crecer los mechones perdidos si es posible. El primer paso es saber que es posible para todas las mujeres (y hombres) que experimentan cualquier tipo de pérdida de cabello en algún momento de sus vidas; sin embargo, es importante no dejarse estresar demasiado por este conocimiento porque el estrés puede acelerar la progresión hacia la calvicie completa en el futuro.

Sección: La dieta puede marcar la diferencia.

Es importante evitar el exceso de azúcar, cafeína y alcohol. Esto puede hacer que tu cuerpo libere más hormonas del estrés, que son conocidas por provocar la caída del cabello. Una dieta saludable incluye muchas proteínas y fibra, así como verduras y frutas. Evite los alimentos procesados, como los restaurantes de comida rápida, ya que suelen tener niveles de sodio más altos que otros alimentos (sal). Asegúrate también de tomar suficientes vitaminas y minerales; la mayoría de la gente necesita al menos 12 vitaminas/minerales al día.

Si estás probando remedios naturales como hierbas o suplementos (como la biotina), asegúrate de que son seguros antes de tomarlos regularmente.

Sección: Consigue suficiente hierro.

El hierro es esencial para la salud del cabello, y si tienes anemia, tu pelo estará seco y quebradizo. Puedes obtener hierro de fuentes alimentarias como la carne roja, las judías y los huevos. Si tienes problemas para digerir el hierro de alimentos como las espinacas o las coles de Bruselas debido a una intolerancia al gluten o a la enfermedad celíaca (una afección en la que el sistema inmunitario reacciona contra ciertos alimentos), es posible que necesites tomar suplementos que contengan hierro.

La mejor manera de tomar estos suplementos es por vía oral, pero si este método no parece adecuado para sus necesidades (o si le resulta difícil tragar pastillas), hay otras maneras de obtener suficiente vitamina C en su cuerpo a través de fuentes de alimentos como los cítricos y el zumo de naranja que contienen altas cantidades de vitamina C, así como compuestos llamados bioflavonoides que ayudan a estimular la producción de hemoglobina de nuestro cuerpo para que más oxígeno sea transportado a través de nuestro torrente sanguíneo, lo que conduce directamente a ayudarnos a sentirnos mejor en general.

Sección: El champú adecuado es importante.

Encontrar el champú adecuado para tu cabello es importante. Un champú con un pH equilibrado te ayudará a mantener el cuero cabelludo sano y a prevenir la sequedad, la caspa y los picores.

  • Busca un champú con los ingredientes adecuados para ti: Si tienes el pelo fino o el cuero cabelludo graso, busca champús que contengan siliconas para sellar la humedad y evitar que se escape tan fácilmente. Si tienes el cabello seco o no tienes producción de grasa en el cuero cabelludo (esto es poco frecuente), busca champús sin siliconas, ya que pueden resecar el cabello y provocar su rotura si se usan en exceso a lo largo del tiempo.*
  • Elige ingredientes naturales en lugar de químicos: Los ingredientes naturales, como el aceite de coco, ayudan a reparar las puntas dañadas y dan brillo y suavidad al cabello.

Sección: Algunos cambios básicos en el estilo de vida pueden ser de gran ayuda.

  • Estrés. El estrés es uno de los principales factores que contribuyen a la caída del cabello, y si estás lidiando con el estrés en tu vida, es importante encontrar maneras de aliviarlo.
  • Dormir lo suficiente. Todos sabemos que el sueño nos ayuda a mantenernos sanos y a sentirnos más felices, pero ¿sabías que descansar bien también puede mejorar la salud del cuero cabelludo? La falta de sueño provoca una inflamación alrededor de los folículos de nuestra cabeza, lo que provoca caspa u otros problemas del cuero cabelludo, como irritación o picor (que son indicadores de dermatitis seborreica). Así que asegúrate de dormir al menos siete horas cada noche.
  • Hacer ejercicio con regularidad: El ejercicio regular se ha demostrado una y otra vez como una de las mejores formas para las mujeres de más de 50 años que han perdido algo de grosor mientras crecían; esto incluye nadar al menos dos veces por semana o caminar regularmente durante el día sin romper a sudar cuando no hay razón para no hacerlo».

Para llevar: Cuida tu cuerpo y tu pelo, y puede que obtengas mejores resultados.

La conclusión es que usted puede hacer algo con respecto a la caída del cabello. No es sólo cosa de hombres, así que no tengas miedo de hablar con tu médico sobre ello. La caída del cabello puede estar causada por varios factores, pero también hay cosas que puedes hacer por tu cuenta para ayudar a prevenirla o minimizarla.

  • Come alimentos saludables como frutas y verduras junto con cereales integrales y proteínas magras. Esto mejorará la salud de su cuerpo y le proporcionará más energía para que se sienta lo suficientemente bien como para hacer ejercicio con regularidad (lo que ayudará a combatir la caída del cabello).
  • Toma suplementos como la biotina, que ayuda a construir nuevas células en el cuero cabelludo reforzando las existentes; el selenio, que protege contra los radicales libres que dañan las membranas celulares; la vitamina C, que refuerza el colágeno bajo la luz ultravioleta; el complejo de aminoácidos de zinc, que reduce la inflamación en todo nuestro cuerpo, incluyendo las asociadas a enfermedades crónicas como el cáncer.»

Conclusion

Espero que hayas aprendido mucho y estés preparado para empezar a hacer cambios en tu vida. No es fácil, pero definitivamente se puede hacer.